Matías y Ariel Alvarez planifican su regreso a la Clase A luego de un año “sabático” en lo deportivo en el cual priorizaron aspectos personales y por ello descontinuaron su participación en la categoría, la cual esperan retomar en esta temporada.
Tras un 2022 de gran funcionamiento para el binomio la vara quedó alta, por eso se trabaja en el Fiat 600 para dejarlo en perfectas condiciones de ser de la partida, con la motorización de Raúl Lazarte y el trabajo propio en el chasis, donde se revisa caja y frenos para la vuelta a la actividad.
“Estamos trabajando para volver a la Clase A en esta temporada. Luego de un año donde decidimos hacer un impasse por cuestiones particulares llegó el momento de volver y estamos en pleno trabajo para eso, con Raúl Lazarte que se encarga del motor y está haciendo un service completo, además del trabajo que hacemos en el taller con todo lo demás. Haremos un gran esfuerzo para estar presentes en cada fecha y con repetir lo bueno del 2022 estamos contentos, aunque la realidad es que apuntamos a mejorarlo. Gracias a quienes nos dan una mano para poder volver, a los que trabajan y a los que siempre están” expresó Matías Alvarez, que confirma el regreso a la Clase A en esta temporada.