Uno de los que regresó a la Clase B fue Hernán Rodriguez, quien con el auto atendido por los Hermanos Antonelli tuvo un fin de semana acorde a lo esperado y con un buen funcionamiento general del Fiat 147, cumpliendo con creces los objetivos planteados para esta fecha en la que sin ensayos previos se puso en pista el auto, con un rendimiento lógico y con detalles por mejorar.

En cada salida a pista se fue trabajando en distintos detalles de la puesta a punto, girando en tiempos lógicos que se fueron bajando dentro de lo buscado hasta llegar a una buena clasificación, antesala de dos buenas finales en las que se sumaron importantes puntos para el campeonato y elaborando conclusiones para el trabajo a realizar de cara a lo que viene.

“Estamos realmente muy conformes con lo hecho el fin de semana, con el funcionamiento del auto y con el progreso constante que tuvimos en cada salida a pista y en carrera. Nos llevamos sensaciones positivas, sin roturas, sin que nada se caiga durante los dos días de actividad y viendo la bandera a cuadros en las dos finales como premio al gran trabajo del equipo. Planteamos una estrategia para la segunda carrera y cuidamos todo para seguir trabajando con un auto sano y seguir progresando. Estamos bien, esto nos ayuda a seguir adelante con todas las ganas y a pensar en lo que viene de otra manera, agradeciendo el esfuerzo del equipo y de todos los que dieron una mano para que podamos estar nuevamente en la categoría” señaló Hernán analizando su regreso a la Clase B con buen rendimiento y con ganas de mas.