Juan Pablo Araujo cerró un fin de semana correcto y con un funcionamiento que no fue el ideal pero que le permitió sumar puntos importantes en función del campeonato para consolidarse en el mismo, con importantes conclusiones sobre los trabajos a realizar en el Fiat 147 que el mismo prepara y que lleva trabajo en el motor de la familia Altamirano.

Finalizada la competencia el auto fue desarmado completamente, ya que pasará por las instalaciones de Fernando Monti para corregir las tendencias que mostró en carrera y que quiere mejorar para seguir sumando y ascendiendo en el campeonato, mientras que el motor ya está en el taller de Daniel Altamirano para su repaso y service de cara a la próxima fecha.

“Terminamos el fin de semana con un buen resultado pero con la información concreta de donde tenemos que trabajar para mejorar el funcionamiento general del auto, ya que no tuvo un buen comportamiento el chasis y tenemos que mejorar en ese aspecto ya que estamos bien con el motor. Terminada la carrera desarmamos todo y el motor ya está para que Daniel Altamirano lo revise y haga lo necesario, mientras que el auto pasará por lo de Fernando Monti para solucionar esos problemas que tuvimos. Vamos por mas y con renovadas expectativas para lo que viene, agradeciendo como  siempre a mi novia por el auante de siempre, a Orlando por todo su apoyo y a todos los que de alguna manera dan una mano para estar en cada carrera” sintetizó Juan Pablo.