En la última parte del año Sergio Matos no fue de la partida dentro de la Clase A pero se dedicó junto a su equipo a trabajar fuerte en el Fiat 600 para encontrar el rumbo y el nivel esperado, aunque siendo competitivo y protagonista el propio piloto de Ciudad Evita no se mostró conforme con cierta tendencia del auto.

Desde entonces se fueron haciendo distintos trabajos y uno de ellos fue la construcción de un nuevo motor, el cual fue elaborado por Diego Fiumara, quien lo estará probando en el banco en los próximos días además de controlar algunos aspectos del chasis para dejar todo en óptimas condiciones de cara al arranque de año, esta vez formando una nueva estructura que tendrá una renovada imagen y un ambicioso proyecto junto a sus preparadores.

“Estamos trabajando en varios aspectos del auto, ya que en las últimas carreras tuvimos una tendencia de cola y el comportamiento en carrera no era el ideal, por eso decidimos repasar todo y en eso estamos, revisando cada elemento y probando el nuevo motor que preparó Diego Fiumara para estar mejor equipado y contar con uno de repuesto. Los amortiguadores están siendo controlados por Horacio y la idea es hacer al menos una o dos pruebas antes del inicio del campeonato para dejar todo en condiciones y estar tranquilos de que encontramos el camino. Como siempre todo el agradecimiento para Diego Fiumara, Carlos Guille, para los que siempre acompañan y lo mejor para la categoría en esta temporada” resumió Matos, quien regresará a la Clase A con todo para ser candidato a la victoria.