La primera competencia del fin de semana próximo pasado le permitió regresar al podio a Roberto Serna, que luego de una exigente final tuvo su merecido premio alcanzando el último escalón de premiación siendo tercero en una carrera donde supo mantenerse en pista, avanzar y llevarse el merecido y buscado premio.

Pero en la segunda prueba, cuando se mantenía dentro de los protagonistas, el despiste de Juan Pablo Araujo y su regreso imprevisto a la pista hizo que no tuviera opción mas que impactar contra el auto de este para terminar ambos allí con los autos dañados y fuera de competencia, con daños visibles que obligarán a un trabajo exhaustivo para la recuperación de ambas unidades.

“Nos vamos con sensaciones encontradas de este fin de semana, fuimos de menor a mayor a lo largo de todo el fin de semana y lo propio en la primera final donde se fueron dando las cosas para llegar al podio tan buscado que es un premio al trabajo del equipo y para uno mismo después de tanto tiempo de parate y regresando esta temporada. En la segunda no se pudo evitar el golpe con Araujo y terminamos con el auto muy golpeado, asique a trabajar para  recuperarlo lo antes posible y estar a la brevedad nuevamente en carrera. Como siempre el agradecimiento al equipo Banana Competición de la familia Griggio por todo su trabajo y a los que nos dan una mano y hacen posible que estemos nuevamente en la categoría” expresó Serna, de nuevo en el podio de la Clase B y con un inesperado incidente en la segunda competencia.