Ricardo De Agustini jr viene siendo habitual protagonista y destacado en cada una de las fechas de esta temporada, transformándose en un permanente candidato al triunfo en cada una de las competencias de la Clase A con el Fiat 600 que lleva motorización de su padre Ricardo y la asistencia en el chasis por parte de Dani Villa.

Un podio merecido en la segunda final fue la cosecha de este último fin de semana en el “Roberto Mouras” de La Plata, por lo cual ya comienza a trabajar de cara a la competencia especial que tendrá lugar en Buenos Aires y que será el “Gran Premio 50 Años” con pilotos invitados, que marcará un quiebre en el campeonato por ser la que cierre una primera mitad del año y asimismo la “Carrera del año” y por que no de la historia, la que todos querrán ganar.
“Estamos en un buen nivel y trabajando para mejorar en cada fecha, ya sea en el chasis por parte de Dani Villa como de parte nuestra trabajando en el motor. La victoria está cerca, el camino por el que venimos transitando es el correcto y medirnos con los rivales que siempre son candidatos nos da el parámetro de como estamos haciendo las cosas y en que tenemos que mejorar. Ariel Blanco va a ser nuestro piloto invitado para la próxima fecha, un amigo en el que confiamos plenamente para esta experiencia en la esperamos seguir sumando en función del campeonato, con todas las ganas de quedar en la historia en la carrera que todos quieren ganar.  El agradecimiento de siempre para mi familia por el apoyo, para los sponsors que hacen posible que podamos estar en todas fechas y siendo competitivos, a Dani Villa por todo lo que hace en el auto para que funcione de esta manera y a Nico Álvarez por la mano que siempre nos da para que sigamos adelante” explicó De Agustini jr, animador contante de la Clase A y candidato natural a la victoria en la divisional.