Matías Sessarego comenzó el fin de semana platense de la mejor manera, adueñándose de la pole position de la Clase B bajo una condición climática adversa, ya que la lluvia reinante en ese momento hacía que la pista estuviera difícil de transitar ya que las referencias eran totalmente distintas con respecto a lo realizado en los entrenamientos previos de esa jornada.

Siendo su primer experiencia en lluvia y con la situación descripta, el piloto capitalino mostró una gran adaptación al piso mojado, logrando el mejor tiempo y la posibilidad de partir adelante en la competencia final, la cual se puso en marcha con una condición de pista opuesta y donde punteó hasta quedar fuera de carrera por un toque, pero encontrando rápida revancha el domingo, largando en mitad de pelotón y siendo escolta del ganador Darío Seelmann en una enorme carrera que lo reposiciona para ascender en el campeonato y soñar con su primer triunfo en la especialidad.

“Tuvimos un gran fin de semana, logramos la primera pole position, peleamos siempre adelante y estamos en un muy buen nivel en lo que respecta al funcionamiento del auto, ya sea en el chasis como en el motor. Estuvimos firmes y eso es gracias al trabajo del Aguila Competición que trabaja incansablemente en todo para que el auto sea cada vez mas competitivo, lo que está demostrado en pista. Queremos seguir por este camino y vamos a redoblar los esfuerzos para reunir el presupuesto para esta etapa final del campeonato donde queremos estar y dar pelea, por eso vamos a convocar a los amigos de siempre y a quienes quieran sumarse a una cena para seguir adelante con este proyecto el día viernes 15 de octubre, agradeciendo todo el apoyo recibido y pensando en lo que viene con mas ganas y fuerzas” indicó Matías, en franco ascenso y alcanzando su segundo podio, cada vez mas cerca de esa tan ansiada victoria dentro de la Clase B.