Luego del gran resultado obtenido en su debut dentro de la Clase B, Mariano Iellamo ya piensa en la próxima fecha con una motivación alta para seguir trabajando en función de seguir evolucionando dentro de la divisional y aprendiendo los secretos de un auto que empieza a conocer, pero con el agregado de un buen resultado en su primera presentación.

Con el trabajo de Julio Pardo (H) en el motor y el chasis de Javier Albornoz, el piloto de El Palomar prepara su segundo compromiso con la meta de seguir siendo protagonista y sumar para el campeonato, con la convicción de que aún hay mucho camino por recorrer y que se arrancó de la mejor manera un ciclo que lo tiene por primera vez arriba de un auto con techo tras la experiencia lograda en el kárting.

Tras la competencia el auto fue sometido a un repaso general para llegar con tranquilidad a la próxima fecha, revisando cada elemento para tener otro fin de semana sin mayores sobresaltos y continuar el desarrollo y el camino de aprendizaje iniciados en la apertura de temporada hace apenas un par de semanas atrás.

“Disfrutamos mucho del fin de semana, del debut y de todo lo que vivimos durante esta experiencia de ser parte de la categoría, alcanzando un resultado inesperado pero que nos hace pensar en que estamos en el camino correcto, ya que hicimos las cosas bien y nos llevamos un premio al trabajo y al esfuerzo para estar presentes. Tanto Javier Albornoz como Julio Pardo (h) están trabajando en la revisión de cada elemento para tener otro buen trabajo y seguir aprendiendo y consolidándonos en la categoría. Estamos viviendo un sueño y no nos queremos despertar, agradecidos con todos los que nos dan una mano y hacen posible que podamos estar en la Clase B” expresó Mariano, el destacado de la fecha con un debut soñado.