Martín Lubians es uno de los debutantes de la última fecha, poniendo en pista un flamante Fiat 600 que fue construyendo paso a paso con su propio equipo y que luego de algunas pruebas previas pudo ser de la partida oficialmente en el “Gran Premio 50 Años”.

Como todo auto nuevo acusó algunos inconvenientes propios del estreno, pero más allá de ello la carrera dejó importantes conclusiones para el y su equipo, sabiendo en que se deberá trabajar de cara a lo que se viene para encontrar el mejor funcionamiento del conjunto chasis y motor.
“Pasó la primera carrera para nosotros y pudimos poner el auto en pista y sacar importantes conclusiones sobre todo lo que nos falta para que sea todo lo competitivo que queremos, con mucho trabajo por hacer y mucha gente que nos va a acompañar en el proceso para que podamos hacerlo.  Encontramos problemas en el elástico y en la parte delantera y vamos a enfocarnos en eso para la próxima, ya que queremos ser competitivos y como esto recién empieza el camino será largo y tenemos mucho trabajo por hacer, pero con la alegría de haber pasado un buen fin de semana, haber puesto el auto en pista y saber que contamos con un gran grupo humano para lograr el objetivo.  Gracias a todos por hacerlo posible y vamos por más” señaló Lubians, una de las nuevas caras dentro de la Clase A.