La buena actuación en la pasada competencia donde pudo sumar buenos puntos como titular, más el podio alcanzado por su tío Gustavo como invitado, hicieron que Mariano Gelabert tenga una nueva motivación para lo que viene y se trabaja en función de ello con una guía del camino a seguir.

Tras el trabajo en pista se pudieron sacar conclusiones sobre el comportamiento del auto y se enfocó el trabajo en el chasis, donde actualmente se trabaja con miras a una prueba donde se cambiarán elementos para ver cuál es el funcionamiento general y si el auto acusa los cambios que se llevan a cabo, ensayo programado para la semana previa a la doble fecha que se viene en Buenos Aires.
“Apenas llegamos al taller tras la carrera y en medio de la gran alegría de haber llegado al podio con mí tío Gustavo, comenzamos a trabajar  inmediatamente y desarmamos el auto para encontrar el problema por el cual no podemos hacer que saque la cola. Fuimos haciendo algunas mejoras y encontramos cosas que  cambiamos, esperando que podamos probar y allí ver el resultado de estos cambios. Sabemos que hay mucho por hacer y la gran mano de mí tío nos acorta el camino en la búsqueda de la mejor puesta a punto. Vamos muy motivados a la próxima fecha, necesitábamos un resultado así para seguir adelante y como siempre el agradecimiento a toda mí familia por todo el apoyo, a mí papá, mí hermana, mí tío, mí primo y en especial a mí esposa que me banca en todas y me alienta a no bajar los brazos nunca” expresó Mariano en la previa de la fecha doble y a pleno con el trabajo para seguir progresando en la Clase B.