El último paso por La Plata le dejó un dulce sabor a Lautaro López, con dos excelentes resultados en las dos competencias disputadas, logrando una importante suma de puntos que le permiten avanzar en el campeonato de la Clase A, pero con un saldo positivo luego del trabajo realizado en el auto en las semanas previas a la realización de esta doble fecha.

El trabajo de “Cacho” Rondina fue fundamental para este gran funcionamiento al igual que el de Pablo López, quienes dejaron a punto el chasis para contar con un excelente equilibrio en carrera y avanzar de manera permanente hasta llegar al cuarto lugar en pista en la primera final, luego tercero, cerrando el domingo con un quinto puesto que deja en claro que el funcionamiento del auto fue el ideal para que el piloto de Marcos Paz se afiance cada vez mas dentro de la divisional.

“Pudimos redondear un buen fin de semana, algo que nos hacía falta luego de varias decepciones y mucho trabajo en el auto pero sin poder cerrar un buen resultado. Todo el trabajo de “cacho” Rondina dio sus frutos y lo propio con lo hecho por mi tío Pablo López, que cada toque que hizo se vio reflejado en la pista con una mejora. Esto nos viene bárbaro para seguir adelante con mas ganas, con el ánimo renovado y trabajando en función de seguir mejorando, agradeciendo el esfuerzo de mi familia, de mí viejo, ya que sin el no podría estar corriendo, y por que labura incansablemente, a cacho Rondina que nos dio una mano enorme para poder pegar un saltito de calidad, a chasis Pablo López, a mí abuelo, mis tíos, mí hermana, a LN Topografia, Big Ben instituto de Inglés, Pinturería Schulcolors, Distribuidora San Vicente, a Leo Sirito y su flia, Lubricantes Marcos Paz, Distribuidora de gas El abuelo, al negro Rodri, a “nandy” Casasco, Leo Destefano, Ale Signorelli y amigos que siempre están dando una mano y alentando para seguir progresando” resumió Lautaro, de gran actuación y trabajando para seguir por este camino.