En una carrera que será emotiva para el y para todos los que lo acompañarán, Juan Manuel Fernández dirá presente en la competencia que llevará el nombre de su padre, poniendo en pista el mismo auto con el que participó en la parte final del año 2019 y que ya está en condiciones de salir nuevamente a pista.

Con un repaso total de motor, caja y de cada elemento, sumado a la reparación tras el golpe de la última carrera, restan detalles solamente para que esa unidad vuelva a tomar contacto con la pista del “Oscar y Juan Gálvez” de Buenos Aires junto a “lolo” Tartarone como invitado, contando además con la ayuda de varios amigos y allegados que dieron una mano grande para hacer realidad este regreso y homenajear a su padre Daniel en “su” Gran Premio.

“Se mezclan las emociones pero podemos confirmar que vamos a estar presentes en esta fecha especial de la categoría poniendo en pista nuevamente el auto después de tanto trabajo. Es un gran desafío todo esto porque ya no está el guía del proyecto, el que siempre armó y desarmó todo dejándolo en perfecto orden, pero la gran mano de muchos amigos preparadores y allegados hicieron que tengamos todo casi listo para regresar a la categoría con el objetivo de ver la bandera a cuadros, lo que será el mejor homenaje a quien fue el iniciador de esta pasión. Mirar el auto y verlo listo es un sueño, no es fácil seguir pero lo vamos a hacer porque detrás hay mucho sacrificio de el y vamos a hacer todo lo posible para tener continuidad a lo largo del año” sostuvo Juan Manuel en su regreso a la categoría recordando a quien nos dejó hace poco tiempo y que será recordado por siempre.