Uno de los habituales protagonistas de la Clase A es Hernán Fernández, quien no tuvo el resultado esperado en la “Copa Desafío” por distintas circunstancias de carrera que se fueron presentando y que le impidieron avanzar en carrera para estar a la altura de lo esperado en la previa a la competencia por parte de piloto y equipo.

Un toque en plena competencia lo retrasó en el clasificador y a partir de allí se hizo difícil recuperar posiciones, penando con el rendimiento de los neumáticos y en cierta forma con la puesta a punto del Fiat 600 que se prepara en su propio taller y que ya cuenta con el habitual repaso de cada elemento pensando en la doble exigencia que enfrentará los días 2 y 3 de octubre en el trazado corto del “Roberto Mouras” de La Plata.

“Vamos con las mejores expectativas a la próxima fecha y con todas las ganas de recuperar el rendimiento que tuvimos hasta la fecha anterior a la última donde no pudimos cristalizar en pista todo el trabajo hecho en la previa en el taller. Nos complicó el rendimiento de los neumáticos y un toque con un Clase B que nos retrasó bastante y no nos pudimos recuperar como hubiésemos querido. Ahora a trabajar para esta nueva fecha, a dejar todo en condiciones nuevamente y pensar en que son dos finales y en que nos medimos de igual a igual con nuestra clase, un factor importante para tener en cuenta. Como siempre el agradecimiento para todos los que nos acompañan siempre, al equipo, a Fede Capristo y a los sponsors que son Vasco Tour, Gracecol, Bar Restaurant Manolo, HPM, Mensajería Joel, Transporte Cristofano, Accesorios LZ, Sol y Agua, Paint Group, Embraguez Guzman, NHM Construcciones, Transportes Gobetto, Ford Central y Next Global Logistics, que siempre nos dan una mano para seguir adelante y el eterno recuerdo al gran Dante Tamburrini que nos guía desde arriba” señaló Hernán, que va por mas a la segunda en La Plata y promete buen espectáculo.