El binomio compuesto por el “tano” Niglia y “Beto” Langone regresó a la actividad en la temporada pasada, poniendo nuevamente en pista un auto que estuvo guardado durante años, pero que aún conserva la pasión intacta con la que fue construido y la misma con la que se trabaja para mejorar su funcionamiento de cara al comienzo de esta temporada.

Pensando en el inicio de esta temporada el auto está en el taller de Diego Fiumara, quien está llevando adelante una serie de reformas para mejorar el funcionamiento, haciendo foco en la suspensión y en los frenos que fueron los principales déficit del rendimiento en las competencias disputadas mas allá de los cambios realizados fecha a fecha para dar ese salto de calidad esperado.

“Estamos trabajando para estar presentes en la primera fecha, haciendo hincapié en los frenos y las suspensiones que fueron el mayor problema que tuvimos en las carreras que corrimos el año pasado. El auto está en el taller de Diego Fiumara para hacer las reformas necesarias y dar ese salto de calidad que necesitamos para estar donde realmente queremos, ya que todo lo que hicimos no fue suficiente y se necesita trabajar fuerte para dejarlo en condiciones y poder probar antes de la primera fecha para ver como está todo. Seguiremos atendiendo el auto nosotros con la ayuda y el asesoramiento de Diego para ir progresando y estar cada vez mas competitivos, agradeciendo como siempre a todos los que nos dan una mano y a “beto” que sigue apostando para que logremos el objetivo” explicó el “tano” Niglia, que pone la mira en la primera fecha y programa pruebas antes de arrancar la temporada.