Christian Juan no tuvo un buen fin de semana en la pasada fecha que se disputó en La Plata, con diversos problemas que lo complicaron en el desarrollo de las dos competencias sin ver la bandera a cuadros en ambas,  un resultado que fue inesperado e inmerecido por el trabajo permanente que se hace en el auto junto a Dani Villa en el chasis y Marcelo Scordia en el motor.

Luego de esa fecha se desarmó íntegramente el Fiat 600 N°44, tanto en lo que respecta al chasis como al motor, trabajando por estás horas en comenzar con el armado y llegar a la octava del año con renovadas expectativas para dar vuelta la página y volver a los buenos resultados para avanzar en el campeonato en esta etapa final del mismo.
“No tuvimos un buen fin de semana en la pasada fecha y queremos la revancha porque nos quedamos con las manos vacías en las dos finales y perdimos terreno en el campeonato. Estamos trabajando para esta fecha y nos quedan cosas por hacer aún,  pero vamos a ir con todas las ganas de siempre para traernos un bien resultado y seguir sumando. Gracias a Dani Villa y a Marcelo Scordia por el trabajo en el auto, a Héctor Juan por su aporte de siempre y a los sponsors que hacen posible que una vez más estemos presentes” manifestó Christian, que acelera las tareas para ser de la partida en el “Gran Premio Ricardo Menéndez” de los días 30 y 31 de octubre.