Ariel Márquez comenzó la temporada con la incertidumbre propia de como funcionaría el auto que fue hecho completamente a nuevo y que carrera a carrera da muestras de una evolución constante que le permite arribar a la bandera a cuadros, sumar importantes puntos en cada fecha y ser el cuarto en el campeonato de la divisional.

De regreso en el circuito N°9 de Buenos Aires, en el cual hace varias temporadas que no corre, Márquez se ilusiona con otro buen resultado que le permita mantenerse como hasta ahora, dentro de los primeros del campeonato y siempre con el trabajo de Dani Villa en el chasis y de Marcelo Scordia en el motor, conjunto que viene llevando a cabo diversas tareas pensando en esta competencia que se avecina.

“Se sigue trabajando fuerte en el auto para seguir mejorando y desarrollando el auto, que desde que lo pusimos en pista viene evolucionando y mostrándose competitivo aunque podemos dar un salto de calidad mayor aún para estar mas adelante. Desde lo personal espero con mucha ansiedad esta fecha porque hace mucho que no corro en el circuito 9 y es toda una incógnita de como será el fin de semana y la puesta a punto del auto. Todos estamos con muchas ganas de que llegue la fecha, de seguir progresando y para eso se trabaja, agradeciendo como siempre a la familia por el apoyo incondicional, a Dani Villa y Marcelo Scordia por el gran auto que ponen en pista y a los sponsors que siempre acompañan y que son Baterías Rima, Goose, IME, Distribuidora Hipocampo, Hart Autodetalle y Gases 3 de Febrero” expresó Ariel, listo para el “Gran Premio Ricardo Menéndez” los días 30 y 31 de octubre.