Luego de varias fechas ausente para trabajar en distintos aspectos del auto Ariel Barquin pone la mira en el regreso a la Clase B, con los trabajos sobre el motor del Fiat 147 ya terminados tras la rotura en los entrenamientos de la competencia con pilotos invitados, pensando solamente en poner el auto en pista, cerrar la temporada de la mejor manera y preparando todo para el 2023.

Todo ese trabajo se fue haciendo de manera gradual y ya está todo listo para el regreso, tomando las primeras referencias en los entrenamientos para ver como quedó y que hay que mejorar de parte de Sebastián Di Bella y Leandro Lamuedra que son quienes trabajan en el chasis y motor respectivamente y que siempre ponen lo mejor para contar con un elemento competitivo y acorde a lo que exige la categoría actualmente.
“Estamos listos para regresar en esta fecha luego de mucho trabajo en el auto, especialmente por parte de Leandro Lamuedra en el motor para rearmarlo tras la rotura en los entrenamientos de la quinta fecha del año. Sebastián Di Bella también hizo mucho en el chasis y no tenemos dudas de que tenemos todo para cumplir el objetivo de pasar un buen fin de semana junto a los que nos acompañan, ya sea los amigos que siempre están como los sponsors que dan una mano para poder estar presentes nuevamente” sostuvo Barquin preparando su vuelta a la Clase B en el “Gran Premio Coronación'”.