Una gran tarea cumplieron en sus respectivas carreras Stefano Torrese y Esteban Anselmo, debutantes dentro de la Clase B con un Fiat 147 completamente nuevo que se estrenó en este fin de semana y que contó con la asistencia en pista del equipo de Gustavo Gelabert, que aplicó toda su experiencia al servicio de acortarle el camino a quienes hicieron muy bien su tarea en pista para sacar un saldo positivo del debut efectivo.

En cada salida a pista se fue mejorando el funcionamiento general del auto y una vez que llegó el momento de salir a pista el buen ritmo y la rápida adaptación de ambos pilotos los llevó a estar en las puertas del “top ten”, arribando 11° tanto quien hizo las veces de titular como quien lo hizo como invitado, sumando experiencia y también algunos puntos para el campeonato.

“Estamos realmente muy conformes con todo lo hecho el fin de semana, ya que logramos el objetivo que nos planteamos y tuvimos un correcto debut en la Clase B sin que se le caiga nada al auto, con un buen funcionamiento general y terminando con el auto entero y en condiciones para la próxima fecha, trabajando para seguir mejorando. Desde el viernes al domingo tuvimos un cambio increíble en el auto y nos divertimos mucho, cumpliendo en mi caso un sueño personal de correr en la categoría que desde chico veía con mi papá en los torneos nocturnos. A seguir trabajando para lo que viene, agradeciendo a todos los que nos dieron una mano en cada detalle e hicieron posible que estemos debutando en la Clase B” expresó Anselmo, uno de los dos integrantes del binomio debutante que fue destacado en el fin de semana del “Gran Premio 50 Años”.

Torrese por su parte también manifestó: “Cumplimos las metas que nos propusimos, terminamos con el auto entero, no entramos en la desesperación de superar autos sabiendo que los que pelean el campeonato largaban desde atrás y supimos esperar la carrera para llevarnos un buen resultado. Seguiremos trabajando para lo que viene y felices de haber sido parte de esta gran carrera” cerró .